Saltar al contenido

Internet

En la actualidad contar con conexión a Internet no es una opción, sino una necesidad para mantenerse actualizado, y sobre todo para pagar los servicios a tan solo un clic, sin salir de la casa o la oficina.

Por eso, para mantenerte siempre conectado lo mejor es pagar el recibo de Internet en línea desde la comodidad del Smartphone, tablet, laptop o computadora de escritorio. Con tan solo saber cuáles son las alternativas
para hacerlo puedes evitar la experiencia desagradable de quedarte sin Internet o hacer largas filas para pagar tu internet.

Logo TELNOR

Pago en línea TELNOR

Wizz pago en linea

Wizz pago en línea

Logo Megacable

Megacable Pago en línea

¿Cómo pagar mi recibo de internet en línea?

Dependiendo del proveedor de Internet, tienes a tu disposición distintas alternativas para pagar el recibo de Internet en línea.

Pago en línea web

La primera opción es acceder a la página web de la empresa de Internet. Para ello, debes contar con un usuario y una contraseña previamente creada con tus datos personales, como correo electrónico, número de celular o cuenta en el portal.

Luego, debes ir al portal web del proveedor de Internet y buscar el botón que te permitirá ingresar a tu cuenta personal.

Por lo general, el botón está ubicado en la esquina superior derecha de la página principal. El botón es denominado “Mi Cuenta”. También es posible que comience como “Mi…” seguido del nombre del proveedor del servicio de Internet.

Cuando le des clic al botón, el portal te solicitará la contraseña y el usuario, que pueden ser algunos de los datos personales ya registrados con antelación.

Una vez que estés adentro de “Mi Cuenta”, te aparecerá una pantalla con todas las opciones para pagar en línea tu recibo en Internet.

Cada empresa proveedora de Internet tiene un diseño distinto, pero lo más común es que tu saldo pendiente por pagar se vea reflejado visiblemente en la interfaz de tu cuenta.

Una vez que ubiques la deuda, la puedes pagar con tarjeta de crédito o débito. En la mayoría de los casos, a tu correo llegará un recibo de la deuda pagada. De igual forma, el portal web te presenta un comprobante que te indica que la transacción fue realizada con éxito.

Pago en línea mediante app

Pagar recibo Izzi APP

La segunda opción para pagar en línea es por la app de la empresa de Internet. Esta alternativa es la más rápida y efectiva: tras descargar la aplicación en tu celular, ingresa con tus datos y pagas el recibo de Internet.

Igual como la primera opción, al descargar la app del proveedor de Internet cumples con verificar y mantener actualizado tus datos personales. De esa forma, podrás acceder directamente a la aplicación y pagar en cuestión de minutos.

Las aplicaciones de cada proveedor de Internet están diseñadas para que el pago lo realices rápido y fácil. Incluso, hay algunas app que te permiten activar notificaciones una semana o unos días antes de vencerse el tiempo para pagar el recibo de Internet.

También puedes utilizar una tercera opción. Se trata de domiciliar el pago mensual del recibo de Internet a tu tarjeta de crédito o débito. Hay empresas de  Internet que ofrecen esa opción, tanto en su página web como en su app.

En ese caso, solamente debe entrar en tu cuenta y elegir la opción que diga “domiciliar la tarjeta” y ¡listo!, ya puede pagar. También puedes hacer la domiciliación por primera vez cuando vayas a pagar el próximo recibo de Internet.

¿Cómo consultar mi estado de cuenta de internet en línea?recibo de internet

Consultar el estado de cuenta de Internet en línea es sencillo. Con tu usuario y contraseña, entras a la app o la página web de tu proveedor de Internet. De inmediato, podrás observar tu estado de cuenta mediante variadas modalidades que dependerán del proveedor del servicio.

Por ejemplo, hay empresas que una que vez entras a la app o al portal te muestra una casilla con información actualizada de cuántos pesos debes, o si tienes la cuenta al día.

Asimismo, hay empresas que te ofrecen descargar en formato PDF el estado de cuenta directamente en tu dispositivo electrónico. También existe la modalidad de enviarte el estado de cuenta a tu correo electrónico. Solo debes solicitarlo, y la empresa te hará el envío.

La alternativa más común es ingresar a tu cuenta y darle clic a un botón que lleva el nombre de “Estado de Cuenta”. Allí podrás ver no solo la deuda o solvencia de tu recibo, sino también el histórico de tus transacciones  efectuadas durante el año.

Ventajas de pagar mi recibo de internet en línea

Sin duda, pagar el recibo de internet en línea ahorra mucho tiempo valioso que puedes utilizar para otras actividades diarias. La comodidad de pagar vía online supera con creces la opción de hacerlo de forma presencial, que implica costo de traslado e inversión de horas en nuestro día a día.

Además, pagar en línea el recibo de internet es ideal en un momento donde se debe cumplir el distanciamiento social para evitar exponerse al nuevo coronavirus.

Por otro lado, para nadie es un secreto que la facilidad y modalidad online para pagar en línea el recibo de internet resulta una gran ventaja para personas con movilidad reducida o que se presenten alguna dificultad de traslado.

Asimismo, cuando pagas en línea la transacción se hace inmediatamente mientras aprovechas un rato libre de la oficina o cualquier momento de descanso en el hogar.

Lo mejor de todo es que lo puedes hacer sin necesidad de acudir a un establecimiento físico, utilizar tus tarjetas de débito o crédito, y mucho menos hacer colas para cumplir con ese trámite.

Si por algún motivo tienes algún problema en la transacción para pagar el recibo en línea, cada proveedor de Internet contempla canales digitales dentro de su propio portal web o aplicación para resolver el inconveniente. En caso de persistir el problema, puedes hacer una llamada telefónica o enviar un mensaje vía WhatsApp al número habilitado por la empresa.

Recuerda que siempre es importante pagar el recibo de internet porque te garantiza tener conexión digital en todo momento. Además de que es un trámite  rápido, cómodo y seguro, estar al día con el recibo de Internet se traduce en un aval con incidencia positiva en tu historial de pagos de servicios.